terça-feira, 15 de novembro de 2016

La Viola Encantada

Todas las veces que los leñadores llegaban y descampaban la floresta, criando sus claros, los seres mágicos que vivían allí por generaciones, también tenían que migrar, pues todas las veces que sus hogares se caían en el suelo, estos dejaban de existir.
Los elfos podían ser de varios colores, minúsculos o gigantes, no importa.
Fue en uno de estos días de destrucción de la floresta que empieza nuestra historia.


https://www.amazon.com/El-Ogro-y-Tejedora-Spanish-ebook/dp/B01M9F5YHD